El baño como el resto de la casa debe tener nuestro estilo, nuestra importa. Este debe ser acorde con la decoración del resto de la casa, todo debe estar en equilibrio y en conexidad. Lamentablemente a veces decorar el baño o darle nuestro estilo puede llegar a ser un problema. En general estos son pequeños, y no están muy bien iluminados. Si tu baño tiene esas características, sigue leyendo, porque a continuación te contaremos unos trucos para un baño pequeño.

Colores

Siempre debes tener en cuenta el siguiente principio, los colores claros agrandan, y los colores oscuros achican. Por lo tanto, uno de los trucos para un baño pequeño es el de llenarlo de colores claros. Las cortinas, las paredes, los sanitarios, los accesorios y los muebles deben ser claros y por supuesto lo mismo con la elección de tu suelo hidráulico para el baño. Estos agrandan ópticamente el espacio y además le aportan luz, lo que sería una muy buena solución si tu baño es oscuro. Los colores de las baldosas hidráulicas  como el  blanco, beige, arenas, salmón, celeste y verde pálido, son una excelente opción para hacer que tu baño luzca mucho más grande.

Iluminación

La iluminación es fundamental en el caso de los baños oscuros y pequeños. Lógicamente, lo deseable es que el baño tenga iluminación natural, pero si ese no es el caso. El colocar un espejo sobre las baldosas hidráulicas de una de las paredes, hará que la luz rebote en él, y torne el cuarto de baño muchísimo más luminoso.

En el caso de no haber iluminación natural, otro de los trucos para un baño pequeño, es colocar luces puntuales sobre el lavabo. De esta manera tendrás muy buena luz cuando te maquillas o te afeitas según sea el caso.