Has escogido tu suelo de baldosa; ya elegiste entre miles de diseños y materiales. Lo colocas según las instrucciones pero llega una época del año en donde el suelo de azulejo se levanta, ocasionando problemas estéticos, llegando inclusive a romperse los materiales. Estas son las 2 razones del porqué pasa esto, para que tengas una idea.

El azulejo se levanta, pero no es un misterio

Cuando unas baldosas de suelo hidráulico se levanta no es porque es de mala calidad o porque el pegamento no haya hecho su trabajo. Simplemente es porque hay 2 grandes factores que hay que tener en cuenta. Aquí las 2 razones:

1.- La Humedad

El gran enemigo de los pisos de azulejo y baldosas antiguas o modernas es la humedad tanto en interior como en exterior. La mayoría de estos pequeños accidentes pasa en verano o invierno, en donde los cambios de temperatura afectan el diseño y hacen que los materiales se levanten o aumenten de tamaño. Debes de tener esto en consideración cuando se trabajará en lugares con frio extremo o con calor insoportable.

¿Por qué la humedad es el problema? Este problema tiene la facultad de introducirse por todos lados. En el caso de los azulejos, si éstos no son sellados e impermeables, llegarán al suelo de cemento, por lo que de alguna u otra manera tiene que salir todo el vapor. En pocas palabras tu suelo va a transpirar.

2.- Un mal trabajo en el contra suelo

El número 2 va de la mano con el 1. La humedad entra y sale por una simple razón: El contra suelo, que llevan todas las obras de este tipo, es de mala calidad simplemente no es lo suficientemente grueso para el clima del lugar.

El suelo de azulejo se levanta, pero tiene una solución. Sobre todo, en manos de profesionales.

CATEGORÍAS RELACIONADAS