La iniciativa de recuperar los conciertos de la banda municipal de música en el parque de mi pueblo, me parece una gran idea, ya que tanto para los amantes de la música, como para los menos melómanos, esos conciertos suponen una buena forma de disfrutar del ocio y de la música, sentados en los bancos de frescas baldosas hidráulicas del parque, mientras los  niños corretean y juegan, seguros y con buena sinfonía de fondo.

Hay un pequeño inconveniente, que no es otro que el deterioro que sufre el bonito suelo de baldosas hidráulicas del pequeño pabellón, desde el que la banda de música deleitaba y amenizaba a pequeños y mayores y, este inconveniente se convierte en problema por la situación de crisis que sufrimos; sin embargo reponer las piezas deterioradas con baldosas hidráulicas, podría suponer un gasto inasumible para las mermadas arcas municipales.

Con esto se solventaría el problema de no poder asumir el coste de una reposición de todo el suelo, pero favorece la aparición de otro; el suelo del pabellón es del siglo XIX y restaurar suelo de baldosas hidráulicas rotas puede suponer  una misión complicada. Sin embargo con Mosaics Torra y su departamento de reproducción de baldosas hidráulicas, este problema también está solucionado.

Últimos pasos

En consecuencia y, una vez adoptada la decisión, sólo nos resta ponernos en manos de Mosaics Torra que, con la profesionalidad y buen hacer que les distingue, pondrán en marcha el proceso de clonación de baldosas hidráulicas y a sus equipos de especialistas, que cuidarán hasta el mínimo detalle del proceso,  garantizando la consecución del  acabado deseado.