Las baldosas hidráulicas siguen siendo uno de los tipos de pavimentos más demandados para decorar suelos en todo tipo de estancias. El proceso de colocación de baldosas hidráulicas no es complicado, siempre y cuando se sigan todas las instrucciones paso a paso, sin embargo conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones.

Consejos para un resultado profesional

Las baldosas hidráulicas están preparadas para su uso tanto en ambientes exteriores como interiores. Una vez colocadas requieren de un mantenimiento muy sencillo para mantenerlas en buen estado, sin embargo es necesario seguir una serie de recomendaciones que aseguren una colocación de la baldosas hidráulica con acabado altamente profesional.

En primer lugar es importante que, a la hora de hacer una instalación en espacios interiores, se le aplique un tratamiento antimanchas para así evitar que cualquier mancha de aceite o agua pueda afectar a su aspecto. Es especialmente relevante atender a esta recomendación en cocinas

En el caso de que la instalación de baldosas hidráulicas se haga en ambientes exteriores como pueden ser terrazas o patios, es fundamental utilizar un sellador que proteja a la baldosa de las inclemencias meteorológicas,como la lluvia o los rayos del sol en época de verano, cuando son mucho más intensos.

Finalmente en los lugares de ambiente más húmedo como por ejemplo los cuartos de baño conviene,además de aplicar un sellador con efecto impermeabilizante un sellador especial cuya composición principal sea de base acrílica.

Estos tratamientos aseguran una mejor conservación de las baldosas hidráulicas que conservarán sus colores y su brillo durante mucho más tiempo.