Mi panadería es un negocio familiar que se ha transmitido a través de generaciones, manteniendo el sabor tradicional de la elaboración artesanal del pan y sus derivados. Con intención de darle un valor añadido más, pienso decorar una de las paredes del establecimiento con una composición en mosaico hidráulico, que muestre algunas de las tareas de este noble oficio.

Con ello pretendo, además de poner mi granito de arena para que no se pierdan en el tiempo las labores artesanales, en especial la de un producto básico en nuestra cultura como es el pan; hacer más atractiva la decoración de mi establecimiento y tener la gratificación personal de poder contemplar cada día, una bella composición artística en mosaico hidráulico, que sea fiel reflejo de mi amor por mi profesión.

Sé que tengo que cuidar múltiples detalles para conseguir el efecto deseado, desde la ubicación de la composición en el lugar idóneo, hasta la elección del mosaico hidráulico adecuado, pasando por el tamaño de las piezas y la composición, colores, iluminación adecuada y lograr un encaje armónico al integrarlo en el conjunto estético de mi establecimiento.

No tengo habilidades para la decoración

Este podría ser un problema, a la hora de abordar la materialización de mi idea. Sin embargo voy a optar por la que considero la solución más coherente; voy a recurrir a los profesionales que Mosaics Torra pone a disposición de sus clientes y voy a dejarme asesorar por ellos, tanto en el diseño de la composición, como en la elección del mosaico hidráulico adecuado. Estoy seguro de que el resultado será el deseado.