Tras ver lo hermosas que pueden llegar a ser, queremos protegerlas. Por eso, os enseñamos cómo mantener nuestras baldosas hidráulicas, para que no pierdan ese encanto especial que tanto nos gusta.

Como bien sabéis, mantener el suelo de baldosas hidráulicas, no es una cosa que se pueda hacer una vez al año. Aunque tenga un aspecto antiguo, no se consigue gracias a la acumulación de polvo. Sino gracias a su conservación, tiene ese brillo especial que nos transporta al pasado. Por eso, tenemos que conocer las diferentes técnicas que podemos encontrar en el mercado para protegerlas al máximo. De esta manera, podremos disfrutar de estas hermosas y coloridas baldosas hidráulicas, durante generaciones.

Vuelve el estilo vintage

Ahora más que nunca, queremos aprender a mantener el suelo de baldosas hidráulicas. El estilo vintage o retro, es el encargado de que ahora, lo antiguo, sea nuevo. Se traiga a la actualidad, adaptándose al estilo de vida de ahora y que casi se le alabe. Si os dais cuenta, podemos ver el estilo vintage en los teléfonos fijos, que ahora vuelen a colocarse en las casas. En los bolsos, en jerseys, incluso en algunos muebles vemos estas baldosas hidráulicas. El suelo, no iba a quedarse atrás. Pero lo cierto es que lo que le daba ese toque retro, eran estas baldosas tan llamativas, de diseños tan diferentes y creativos. Y aunque muchos elementos considerados vintage, se han “reformado” para nuestra vida diaria, los suelos de baldosas hidráulicas, se mantienen al estilo tradicional.

Esto quiere decir, que es necesario conocer las técnicas para mantener el suelo de baldosas hidráulicas. Porque si nos topamos con ellas en alguna estancia de nuestra casa, de nuestro negocio o de nuestra oficina… querremos mantenerlas, para darle ese toque antiguo actual, que proporciona lo vintage. Y para ello, necesitamos saber exactamente qué es lo que necesita para que estén perfectos, siempre.

Las características de las baldosas hidráulicas

Antes de saber cómo mantener el suelo de baldosas hidráulicas, conozcámoslas un poco. Así sabremos por qué necesitan tanto mimo. Estas baldosas se las denominan hidráulicas, debido al proceso de prensado ya que una vez fabricadas se prensan en una premsa hidráulica. La materia prima principal es el cemento, que, cuando es mezclado con otras materias, pasa por unas prensas hidráulicas que lo comprimen, hasta conseguir estas baldosas tan resistentes. Son porosas y con el paso del tiempo, van desgastándose. Especialmente las que se colocan en el exterior. Con el tiempo, apareció la fabricación de estas baldosas en cerámica, que permitía una mayor variedad de diseños, pero su proceso de prensado con máquinas hidráulicas, permanecían intacto. Tienen su proceso y su trabajo, pero también, estas baldosas hidraulicas tienen beneficios.

Cómo mantener el suelo de baldosas hidráulicas

Es hora de saber cómo mantener las baldosas hidráulicas impolutas y además, bien protegidas. Especialmente si nos acaban de poner un suelo de diseño, tenemos que fijarnos bien en cada detalle, para que pueda lucir adecuadamente.

  1. Limpieza previa: cuando nos acaban de poner un suelo de mosaico hidráulico, a veces, hay restos de obras sobre el mismo. En ocasiones, sólo hay que barrer. Veremos que se forma una especie de capa blanca en forma de manchas sobre algunas baldosas. Éstas, deberían quitarse con agua y jabón neutro, nada más. Si hay restos de obra recomendamos nuestro producto limpiador Torrasealer
  2. Después de limpiar, dejar secar adecuadamente. Dale mucho tiempo. Es cemento y se necesita un tiempo más para que el agua se evapore y se seque su interior.
  3. Tapa poros: el cemento es un material poroso y hace que su superficie esté expuesta. Por eso, recomendamos aplicar nuestro producto Torrasealer que su aplicación le tapará los poros, haciendo que se conserve mucho más fuerte y sin dañarlo.
  4. Encerado: se trata de aplicar a su suelo hidráulico nuestro producto Torra wax tile,  con ello conseguirá protección de las baldosas y a la vez brillo. El encerado, resalta los colores y le da un acabado brillante muy suave.
  5. Un toque de magia en cualquier habitación

Mantener el suelo de baldosas hidráulicas, al principio puede asustar un poco, porque son varios procesos, con tal de conservar su belleza. Pero como bien sabéis, el resultado es excepcional. Ya conoces el proceso y sabes cómo potenciar su belleza.  pero si no tienes un suelo hidráulico, siempre tienes la opción de comprar baldosas hidráulicas. Con sólo unas pocas de algún modelo del momento, será suficiente para dar luz a la estancia que quieras.