El pavimento hidráulico es un tipo de suelo muy agradecido tanto en su forma estética y decorativa como en su mantenimiento. La limpieza de manchas domésticas y la acumulación de polvo, pueden solucionarse fácilmente siguiendo una serie de recomendaciones para la limpieza diaria.

Consejos de limpieza diaria

En primer lugar, antes de realizar cualquier rutina de limpieza diaria es conveniente saber que existen ciertos tipos de limpiadores para suelos, tales como lejía o productos químicos agresivos, que no resultan aptos para su uso sobre el mosaico hidráulico, debido a que sus componentes podrían acabar dañando su superficie.

La limpieza diaria del mosaico hidráulico debe de hacerse únicamente con el uso de agua y jabón neutra, mezcla suficiente para eliminar pequeñas manchas superficiales, polvo, y restos derivados de uso del piso por parte de las personas que lo utilizan a diario, es recomendable para una mejor conservación y brillo de la baldosa hidráulica aplicar un vasito de 25 ml. de nuestro producto «CERA WAX TILE» dentro del cubo de agua.

En el caso de que el pavimento hidráulico no esté manchado o no requiera de una limpieza muy extensa a no existir manchas domésticas ni ningún vertido, será suficiente con pasar de forma diaria una mopa atrapa polvo, que servirá para eliminar cualquier resto de polvo fácil y rápidamente.

A pesar de ser un suelo muy atractivo visualmente, llama la atención la facilidad con la que resulta realizar el mantenimiento diario de su superficie, sin necesidad de utilizar ningún tipo de producto específico, y con la máxima simplicidad. Si buscas un acabado estético insuperable y la máxima facilidad en el mantenimiento, el pavimento hidráulico es la opción ideal para todo tipo de estancias.