En un bloque de viviendas sin ascensor, uno de los elementos comunes, omnipresente e imprescindible es la escalera como camino ineludible y, el hecho de que las baldosas hidráulicas con que este revestida no sean las idóneas, puede ser causa de más de un disgusto en forma de resbalón y caída, máxime si en el bloque viven niños o personas de edad avanzada y, especialmente si las baldosas hidráulicas están mojadas por cualquier motivo.

Sin embargo para neutralizar este riesgo, sólo es necesario elegir unas baldosas hidráulicas adecuada con un buen tratamiento antideslizante, que proporcione a los vecinos del edificio la seguridad necesaria para desplazarse, sin temor a accidentes, por un camino que normalmente andará y desandará varias veces al día, sin olvidarnos por supuesto de las peligrosas carreras de los más pequeños.

Lógicamente, no dejaremos de lado otros aspectos a la hora de elegir las baldosas hidráulicas para revestir nuestra escalera; detalles como color, tamaño, remates ornamentales, aspecto con luz solar, con iluminación artificial, efecto espacial en función de las dimensiones de escalones, descansillos, etc. no pueden ser obviados, ya que es un camino que veremos y andaremos con mucha frecuencia.

La seguridad es lo primero

Sin dejar a un lado el componente estético, no cabe duda de que lo esencial es dotar de la máxima seguridad a los vecinos y visitantes que han de transitar la escalera y para ello sólo hay que ser cuidadosos a la hora de elegir las baldosas hidráulicas adecuadas. Para mayor seguridad, es una buena opción dejar que Mosaics Torra nos asesore con la profesionalidad que les caracteriza, poniendo a nuestro servicio el valor de su experiencia.