El uso de la baldosa hidráulica ha permitido con el paso del tiempo, que ésta se adapte a todo tipo de espacios. Expertos en decoración e interioristas muestran cierta predilección por aplicar su uso a unas serie de estancias en las que consiguen darle un toque lleno de color y creatividad.

Rincones creativos

Uno de los rincones en los que más ha comenzado a utilizarse la baldosa hidráulica como complemento decorativo es la cocina. Teniendo en cuenta la presencia de otro tipo de materiales como son el uso del acero en los complementos o la madera ene encimeras, el color y las formas de la baldosa hidráulica consiguen aportar un toque de color que combina a la perfección.

Otro de los lugares ideales para la baldosa hidráulica es el baño. El uso del pavimento hidráulico en esta zona, consigue romper con la monotonía del monocolor que suele predominar en este tipo de estancias. De esta forma podemos darle un pequeño toque creativo que llenará el baño de creatividad.

El salón es uno de los lugares donde mejores combinaciones podemos realizar entre diferentes tipos de decoración. Ya sea combinando la madera con el pavimento hidráulico, o haciendo diferentes combinaciones de colores tipo patchwork, de lo que no hay duda es de que conseguiremos una estancia acogedora y llena de personalidad.

Por otro lado ha comenzado a generalizarse en gran medida el uso de la baldosa hidráulica en establecimientos públicos tales como restaurantes o tiendas, donde además de ofrecer un aire novedoso, consiguen aportar un toque moderno y sofisticado único.