Materiales con un mínimo de dos meses de curado para garantizar una calidad óptima del producto.