Si hay algo que diferencia a las baldosas hidráulicas del resto de tipos de baldosas es la gran diversidad de colores y formas que es posible encontrar. La baldosa hidráulica puede combinarse con otros materiales, y además de servir como revestimiento de pavimentos, puede ser una opción muy interesante para paredes e incluso para otro tipo de complementos como mesas o encimeras. Elegir el diseño adecuado dependerá del tipo de estancia, y decoración.

Diseños para todos los gustos

En primer lugar, y en función del tipo de estancia en la que colocaremos baldosa hidráulica, optaremos por colores más cálidos o colores atrevidos. Por norma general lo más común es optar por el mismo diseño de baldosa para toda la estancia, sin embargo existe una tendencia muy de moda que cobra cada vez más protagonismo. Se trata de la decoración patchwork, la cual está indicada para darle un toque más moderno y vital, combinando diversos diseños y colores de baldosas.

Existen diseño de baldosas hidráulicas que se inspiran en antiguas formas mucho más elaboradas que los diseños actuales. SI quieres darle a tu estancia un toque rústico, este tipo de baldosas le darán el toque retro que buscas. SI por el contrario quieres una estancia moderna sin renunciar al encanto de la baldosa hidráulica, encontrarás diseños muy actuales que se basan en dibujos con forma de rombos, triángulos o pequeños cuadrados de colores.

En definitiva, la gran cantidad de diseños tanto antiguos como modernos permiten elegir la opción adecuada para cada estilo decorativo. No renuncies al estilo vintage más de moda de la temporada.