¿Has intentado todo para limpiar tus baldosas y no quedan bien? A continuación veremos unos tips caseros para limpiar tus baldosas hidráulicas y cerámicas y que estas queden muy limpias y relucientes. Empezaremos con las cerámicas. Estos tips que pueden servir para las baldosas de cerámica, no son adecuados para limpiar baldosas hidráulicas.

Así que si tienes suelo hidráulico, NUNCA hagas lo siguiente:

¿Cómo limpiar baldosas cerámicas?

Solución de agua caliente y vinagre

El agua caliente y el vinagre son una combinación letal para la suciedad. Esta es una formula antiquísima, que ya usaban nuestras abuelas. Con este tip casero para limpiar tus baldosas, no solo quitaras esas desagradables e indeseables manchas. Sino que tus quedaran limpias y resplandecientes.

Para limpiar las baldosas prepara una solución con agua caliente y vinagre. Coloca medio pocillo de vinagre por litro de agua. Debes fregar enérgicamente las baldosas con un cepillo duro y esta solución.

Después de haber realizado esta limpieza profunda, pasa el trapeador como lo haces normalmente. Puedes colocar en el agua un poco de desodorante para piso, o algún producto que tenga un muy buen aroma, el olor del vinagre puede no ser muy agradable. Cuando el suelo este seco veras lo bien que ha quedado con esta mágica solución

Bicarbonato

El bicarbonato es un producto ideal para limpiar las manchas rebeldes que haya en tus baldosas. Es excelente para eliminar olores fuertes como los que producen los desechos de nuestras mascotas y eliminar las manchas que estos dejan sobre nuestras baldosas.

Lo ideal es espolvorear el bicarbonato sobre la mancha, agregar un poco de agua caliente, dejar actuar unos cuantos minutos,  y retirar con un paño.

Recuerda que las baldosas hidráulicas, hay que impermeabilizarlas correctamente según las instrucciones del fabricante.

Una vez impermeabilizadas, habremos cerrado el poro, de manera que si se manchan, esta no penetrará dentro de la baldosa. Si la mancha a penetrado en la baldosa, deberemos limpiarlo con jabón Neutro y agua, y solo usaremos productos químicos cuando el fabricante nos lo indique.

Limpiar baldosas o mosaicos puede ser una tarea muy difícil, en especial si no podemos trascender la frontera del agua y del jabón. Aunque suene así de raro NUNCA hay que utilizar productos químicos para que la  grasa u otro tipo de suciedad se vayan. Lo que podría ocurrir seria dañar para siempre tu suelo hidráulico.

Productos que NUNCA hay que usar en un suelo hidráulico.

Limpiar Baldosas con productos químicos

limpiar suelo hidraulico viejo ¿Cómo limpiar baldosas hidráulicas?

Los productos químicos son peligrosos para el suelo hidráulico. Te recomendamos que los únicos productos químicos que uses sean los recomendados por el fabricante, ya que podrias hechar a perder tu suelo hidráulico.

Limpieza de suelos hidráulicos: Productos no convenientes

Tu gran amigo el Amoniaco

Lejos del pésimo olor y de una posible intoxicación, el amoniaco es sin duda uno de los mejores productos para correcta limpieza de los suelos normales, però no del mosaico. Es uno de los mejores desengrasantes que hay en el mercado, y su gran ventaja es que hay muchas marcas que manejan este producto para su venta libre. Es especialista para la cocina

Tu arma secreta llamada Salfumán

Este es uno de los productos químicos más agresivos de todos. El ácido clorhídrico se debe de disolver con algunas partes de agua, pero no es adecuado para tu mosaico, lo puede dañar. Por ello es importante consultar con el fabricante antes de realizar qualquier acción. Además debes tener en cuenta que es demasiado tóxico, así que debes de tener cuidado con tu piel.

Lejía: No la uses con Mosaico

Uno de los productos más fuertes para Limpiar Baldosas es la Lejía, que tiene como ingrediente activo el hipoclorito de sodio. Además de su claro efecto limpiador, este producto es ideal para desinfectar diversas áreas comunes y es el blanqueador definitivo para los baños y la cocina. Lo malo es que es demasiado agresivo, por lo que algunos materiales no lo soportan y se pueden maltratar, así es el caso del mosaico hidráulico.

3 formas naturales de limpiar mosaico hidráulico

Estas 3 formas naturales de mantener tus mosaicos limpios serán de gran ayuda.

trucos caseros limpiar suelos hidraulicos ¿Cómo limpiar baldosas hidráulicas?
Baldosa hidráulica en baño con modelo 5 A/Y

Siempre confiar en el agua

Una de las mejores formas para desinfectar y limpiar un mosaico es con la utilización de agua, pero precisamente en su forma de vapor. El vapor cuenta con grandes propiedades para la eliminación de algunas manchas ligeras gracias a su alta temperatura. Puedes utilizar una olla con agua caliente o una plancha de vapor convencional.

Bicarbonato y la magia

Si la mancha se pone muy difícil al momento de limpiar azulejos, es momento de utilizar nuevas técnicas. Un cepillo de dientes y bicarbonato de sodio son una de las mejores formas de tratar suciedad pesada. Lo mejor de todo es que no necesitas protegerte, ya que no es un material precisamente abrasivo.

Todo lo que debes de saber sobre el vinagre

El vinagre de manzana cuenta con muchas propiedades de limpieza, lo que lo convierte en una de las mejores herramientas para mantener tus baldosas en muy buen estado. Disuelto en un poco de agua es, sin duda, el mejor elemento natural para tener tu hogar en un muy buen estado.

Limpiar azulejos es excelente pero con productos naturales es mucho mejor. Recuerda utilizar técnicas que tengan como actores principales los productos químicos puede poner en riesgo tu vida y la de tu familia.

Recomendamos que el mosaico hidráulico se impermeabilice. De este modo sellamos el poro y evitamos la mancha. Una vez impermeabilizado, si se mancha recurriremos siempre al uso de jabones neutros y agua. Así en conculsión, no recomendamos el uso de estos productos químicos para la limpieza de tu suelo hidráulico, salvo que el fabricante lo considere oportuno.

Los 3 mejores productos químicos para limpiar baldosas hidráulicas

Accesorios para la limpieza de suelos hidráulicos

Hay diversos accesorios para limpiar baldosas y mosaicos que tienen un efecto impresionante, pero son son muy difíciles de encontrar en tu casa, por ejemplo. Hay 3 productos para limpiar mosaicos que son excelentes en su tarea, pero la facilidad para encontrarlos en tu casa los hacen perfectos para una emergencia de limpieza o para actividades mucho más rápidas.

Esponja: producto para 2 tareas

La esponja es uno de los mejores materiales para limpiar casi cualquier tipo de suciedad. Su lado suave sirve perfecto para dejar brillante la superficie de la baldosa o el mosaico, además de ser una manera de eliminar manchas poco profundas. Normalmente tiene un lado áspero que funciona muy bien cuando se tiene grasa o moho, aunque también depende mucho del limpiador o sustancia que utilices para eliminar la mancha.

Brillo con un trapo de algodón

Uno de los mejores aditamentos para limpiar mosaicos es el trapo de algodón. Quizá tenga la desventaja de que no sirva mucho para manchas de óxido o grasa, pero si tu único objetivo es el de sacarle el máximo brillo a tu mosaico, baldosa o azulejo, es tu gran aliado.

El más fácil de encontrar: Un cepillo de dientes

Siempre hay una mancha que es casi imposible de sacar con diversos utensilios, pero tu mejor aliado en este caso es un cepillo de dientes que ya no uses. Es resistente para ser utilizado con cualquier sustancia de limpieza, además de ser perfecto para tallar esa mancha tan difícil de óxido o de moho.

Estos 3 productos para limpiar mosaicos son excelentes y fáciles de utilizar y de conseguir. Pruébalos

Consejos de limpieza de suelos hidráulicos diaria

En primer lugar, antes de realizar cualquier rutina de limpieza diaria es conveniente saber que existen ciertos tipos de limpiadores para suelos, tales como lejía o productos químicos agresivos, que no resultan aptos para su uso sobre el mosaico hidráulico, debido a que sus componentes podrían acabar dañando su superficie.

La limpieza diaria del mosaico hidráulico debe de hacerse únicamente con el uso de agua y jabón, mezcla suficiente para eliminar pequeñas manchas superficiales, polvo, y restos derivados de uso del piso por parte de las personas que lo utilizan a diario.

En el caso de que el pavimento hidráulico no esté manchado o no requiera de una limpieza muy extensa a no existir manchas domésticas ni ningún vertido, será suficiente con pasar de forma diaria una mopa atrapa polvo, que servirá para eliminar cualquier resto de polvo fácil y rápidamente.

A pesar de ser un suelo muy atractivo visualmente, llama la atención la facilidad con la que resulta realizar el mantenimiento diario de su superficie, sin necesidad de utilizar ningún tipo de producto específico, y con la máxima simplicidad. Si buscas un acabado estético insuperable y la máxima facilidad en el mantenimiento, el pavimento hidráulico es la opción ideal para todo tipo de estancias.

Paso 1: evitar todo tipo de polvo

Al estar siempre en contacto con el ambiente, tu piso de baldosa o tu pared de mosaico tendrá rastros de polvo casi todos los días. Como con cualquier otro material, deberás iniciar tu rutina de limpieza eliminando todo rastro de polvo y basurilla, evitando también el riesgo de que el material se raye por completo.

Tendrás que utilizar una escoba o una aspiradora. En el caso de las paredes, tienes que tener mucho cuidado en las esquinas.

Paso 2: Utilizar el detergente adecuado

Como es una limpieza en general, deberás de elegir un detergente o limpiador muy suave. El Pino puede ser una excelente opción, ya que es suave y dejará un olor excelente en el hogar. Un trapeador para el piso de baldosa y un paño suave para las paredes son las herramientas para tu rutina de limpieza.

Paso 3: Evita manchas mayores

Moho y óxido son los peores enemigos para tu baldosa o tu mosaico. Son manchas que son casi imposibles de quitar, así que lo mejor es evitarlas. En baños debes de dejar salir la humedad, trapeando los excesos de agua y abriendo la puerta para que el vapor salga. En cocinas basta con limpiar lo sucio a la hora de preparar los alimentos.

Aquí está la rutina de limpieza para ti.

EXTRA

¿Sabes cómo limpiar una mancha de Moho mosaicos?

como limpiar suelo hidraulico ¿Cómo limpiar baldosas hidráulicas?

Una de las peores manchas que le pueden salir a los pisos de mosaico o baldosas antiguas es el tan fastidioso Moho. El Moho es un hongo que se impregna en toda superficie húmeda, y lo peor es que, cuando crece, es prácticamente imposible de quitar. Para que no te estreses al momento de la limpieza, aquí te paso un gran tip.

Los pasos que debes de seguir

Antes de comenzar, quiero mencionarte algo para evitar todos esos problemas de Moho en Mosaicos: Cuando te salgas de bañar con agua muy caliente, deja que el lugar se ventile y luego trapea toda el agua que queda. Eliminarás en un 99 por ciento la formación de manchas de Moho. Si el problema persiste, saca lápiz y papel.

  1. Tienes que asegurarte que la superficie que limpiarás esté libre de polvo y suciedad en general. Pasar una aspiradora y un trapeador será muy buena idea en esta ocasión, así como un limpiador suave para esas pequeñas manchas de día a día.
  2. Tendrás que conseguir amoniaco o un limpiador que lo contenga. Al ser un material corrosivo e incluso hasta tóxico, deberás de utilizar guantes de hule y un tapabocas para protegerte
  3. En un bote o recipiente que no utilices para guardar comida, pon una combinación 50% agua y 50% amoniaco o solución con amoniaco. Espera unos segundos y realiza una mezcla homogénea.
  4. Con mucho cuidado, coloca la solución homogénea en la mancha de moho en mosaico. Espera 10 minutos para actúe y con un cepillo viejo comienza a frotar hasta que el moho desaparezca por completo. Repite este paso si es necesario.
  5. Con agua tibia y tu detergente de siempre, quita todo acceso de Moho en la Baldosa. Asegúrate bien porque el amoniaco es tóxico.

¿Sabes cómo limpiar las junturas de las baldosas?

Te tengo que advertir que será un proceso muy largo y hasta desesperante, pero es algo que tienes que hacer si quieres ver tu piso de baldosas o tus paredes de mosaicos relucientes como el primer día. Aquí lo que hay que hacer

Si la mancha de las junturas no es grave

SI apenas se percibe un color marrón o gris, la solución será mucho más fácil de lo que pensabas. Después de aspirar y de limpiar tu mosaico con un una solución suave, para asegurarte que no haya polvo, tienes que conseguir una goma para borrar blanca. ¿Para qué utilizaría una goma blanca? Pues literalmente tendrás que borrar la suciedad de las junturas.

Aunque no lo creas, la suciedad se va quedando en la goma, haciendo relucir tu mosaico o baldosa de una manera espectacular. Lo malo es que es un proceso muy tarado, y por eso necesitarás ayuda.

Si la mancha no sale

Las juntas suelen estar muy sucias porque jamás pensamos que se van a ver. Si la mancha es muy difícil de sacar, tendrás que crear un limpiador con agua y con bicarbonato de sodio. Impregna tus mosaicos y baldosas con la pasta, espera unos 10 minutos y frota con un cepillo de dientes viejo. Poco a poco se aclarará todo.

Si en verdad crees que es imposible que la mancha salga, antes del bicarbonato frota las junturas con un paño viejo y cloro, con el fin de desintegrar lo que quede.

¿Sabes limpiar una baldosa manchada de óxido?

Afortunadamente para ti, este proceso lo tendrás que hacer cada cierto tiempo, ya que el óxido se acumula con el pasar de los meses. También, si tienes mucho cuidado, incluso te evitarás los pasos que a continuación te daré. Aunque siempre recomendamos en Torra contratar a un profesional, siempre habrá situaciones de emergencia como visitas inesperadas o una fiesta no planeada.

  • Tienes que barrer o aspirar bien toda la baldosa. Aunque se encuentre la mancha en una sola área, tendrás que eliminar toda partícula de polvo para evitar futuros problemas con las sustancias que utilizarás. Si utilizarás escoba, asegúrate de que tenga cerdas suaves.
  • Utiliza un limpiador suave o detergente amable para eliminar la suciedad pegada que nunca saldrá con una escoba. Un trapeador o un paño húmedo son excelentes para esta tarea.
  • Cuando te asegures que no quede ninguna mancha o ningún tipo de polvo, consigue un limpiador de óxido para baño o keroseno, sustancias un poco agresivas para la piel, por lo que tendrás que utilizar guantes.
  • Utiliza mitad agua y mitad limpiador o keroseno con el fin de formar una pasta. Utiliza un cepillo de dientes (si la mancha es pequeña) o un cepillo de mano (si es un área grande), remójalo con la creación y comienza a frotar. Verás que poco a poco va saliendo el óxido de la baldosa. Enjuaga y repite si es necesario.

Categorías relacionadas