Baldosas antideslizantes alrededor de mi piscina

Ahora, cuando el verano va tocando a su fin, quizá sea el momento en que valoro más, la ventaja que supone disponer de una piscina donde toda la familia, sobre todo los más pequeños, calman los rigores de la canícula y al tiempo realizan un ejercicio físico adecuado para todos y todas las edades casi sin excepción; también es el momento de pensar en sustituir el césped por baldosas antideslizantes.

Las baldosas de mi escalera resbalan

En un bloque de viviendas sin ascensor, uno de los elementos comunes, omnipresente e imprescindible es la escalera como camino ineludible y, el hecho de que las baldosas hidráulicas con que este revestida no sean las idóneas, puede ser causa de más de un disgusto en forma de resbalón y caída, máxime si en el bloque viven niños o personas de edad avanzada y, especialmente si las baldosas están mojadas por cualquier motivo.

Revestir con baldosas hidráulicas el pozo de mi patio

Tener un pozo en el patio de casa, es algo que era bastante frecuente hace algunos años y aun hoy, en poblaciones pequeñas o zonas no demasiado sobrecargadas por el avance urbanístico propio de las grandes ciudades, y si bien hoy no tiene la esencial utilidad que tenía antaño, sí que es un elemento útil y decorativo al tiempo, que da un toque especial a la estética del patio. Lo podemos revestir con baldosas hidraúlicas.