Una fuente de mosaico en el jardín. La magia del agua

La atracción del ser humano por el agua es indudable; su categoría de elemento esencial de la vida, influye poderosamente en la necesidad que tenemos de percibirla en todas sus manifestaciones el mayor tiempo posible. La proliferación de fuentes en nuestro entorno es buena muestra de ello y, tener una en nuestro patio, decorada con mosaico hidráulica, hace honor a la comunión inevitable entre el hombre y el agua.