Baldosas hidráulicas rústicas, ideales para mi suelo radiante

Tengo una pequeña casa en la sierra y, puesto que he decidido pasar allí todo el tiempo posible, incluido el frío invierno, me propongo acondicionarla lo mejor posible para combatir las bajas temperaturas. En consecuencia estoy instalando un sistema de suelo radiante y, para recubrirlo creo que la mejor opción es, aprovechar las obras de instalación para sustituir el suelo actual, por baldosas hidráulicas rústicas.

Baldosas hidráulicas rústicas para mi sótano

Siempre he tenido la idea de convertir el sótano de mi casa en un confortable salón, en el que poder disfrutar de mis aficiones favoritas, música, lectura, etc. con total tranquilidad, disfrutando del frescor en verano, cuando aprietan las calores, y del calor de una buena chimenea hecha con ladrillo refractario, sobre un confortable suelo de baldosas hidráulicas rústicas, tratadas adecuadamente.