Baldosas antideslizantes alrededor de mi piscina

Ahora, cuando el verano va tocando a su fin, quizá sea el momento en que valoro más, la ventaja que supone disponer de una piscina donde toda la familia, sobre todo los más pequeños, calman los rigores de la canícula y al tiempo realizan un ejercicio físico adecuado para todos y todas las edades casi sin excepción; también es el momento de pensar en sustituir el césped por baldosas antideslizantes.