Las baldosas de travertino se fabrican con una piedra caliza que se crea en manantiales y lugares de agua dulce principalmente. El travertino es un material muy utilizado en la construcción y las baldosas de travertino se emplean para la decoración de fachadas y pisos, e incluso para la creación de mobiliario de gran calidad, gracias a sus numerosas prestaciones y al excelente valor decorativo de este tipo de baldosas.

El suelo travertino ofrecen un aspecto muy natural y agradable en cualquier estancia, pero son muy apreciados sus acabados en cuartos de baño, considerándose en muchos casos más una piedra decorativa que de uso cotidiano.

suelo travertino

Las ventajas del uso de suelo travertino

Una de las principales características de las baldosas travertino es su dureza y resistencia, lo cual lo hace ideal tanto para espacios exteriores como interiores, estancias de reducido o tamaño o más amplias. Es posible aplicarla en tres acabados, el primero de ellos es el acabado natural color crema, es la opción más natural y la más utilizada para la elaboración de baldosas.

En segundo lugar el acabado pulido ofrece un aspecto liso y más brillante. Elegida por su efecto estético para acabados elegantes, es resbaladiza y muy fácil de limpiar. El tercer tipo, es la terminación mate, utilizada sobretodo para pisos y escaleras, es menos brillante que la opción de terminación pulida, pero igualmente muy estética.

baldosas travertino precio

En todos los casos, el mármol de travertino es una piedra fácil de mantener, siendo suficiente el uso de un paño humedecido en agua y jabón, y muy vistosa en cualquiera de las opciones, manteniendo durante un gran período de tiempo todo su brillo y su belleza natural.

Categorías relacionadas