Los suelos de estilo rústico son una de las tendencias en decoración para casas de campo o ambientes de estilo más clásico. Uno de los tipos de baldosas para suelo rústico más utilizadas es la piedra, ideal tanto para espacios interiores como exteriores, y con excelentes resultados en cuanto a acabados y mantenimiento.

Actualmente existen muchos tipos de baldosas con acabado en piedra natural. La piedra de aspecto envejecido o la piedra de textura rugosa son algunas de las ideas que mejor combinarán con un ambiente rústico.

baldosas rústicas

Una de las características de los suelos rústicos es que las baldosas utilizadas son de bastante grosor, por lo que aportan sensación de robustez y además proporcionan al suelo una gran resistencia especialmente en lugares de paso más frecuentes.

Tipos de suelo rústico

A la hora e elegir el tipo de pavimento rústico que se va a  utilizar es posible elegir entre varios materiales. Uno de ellos es la cuarcita, una piedra con una muy alta resistencia a los cambios de temperatura muy utilizado en espacios abiertos como jardines o terrazas.

suelos rústicos

Los basaltos son una de las piedras de mayor durabilidad, las calizas son muy especiales pues presentan multitud de colores variados y resultan muy estéticas, y la pizarra es muy original y además tiene un efecto impermeable que le confiere un aspecto limpio y con brillo durante mucho más tiempo.

Sea cual sea la elección, lo cierto es que la piedra está de moda, y resulta uno de los complementos indispensables para darle a cualquier estancia el toque rústico necesario que la hará especial.

[ultimate_spacer height=»20″][ultimate_spacer height=»20″]

MODELOS DE BALDOSAS RÚSTICAS DE EXTERIOR E INTERIOR

[ultimate_spacer height=»20″][ultimate_spacer height=»20″]
[dt_portfolio padding=»1″ column_width=»200″ columns=»4″ descriptions=»on_hover_centered» show_title=»true» show_categories=»true» number=»250″ orderby=»id»]