El uso de las baldosas hidráulicas ha vuelto a ponerse de moda a pesar de ser una tendencia que cuenta con varios años. Y es que su versatilidad, y la originalidad de sus formas ha permitido que cada vez se utilice en más estancias como por ejemplo en el cuarto de baño, donde aportan calidez y un toque personal.

Un cuarto de baño con personalidad

Una de las principales ventajas que ofrecen las baldosas hidráulicas, es la amplia variedad de combinaciones que permiten crear diseños de todo tipo. Ya sea en el suelo, en la pared a modo de cenefa o creando originales zócalos, las baldosas hidráulicas conseguirán aportarle al cuarto de baño un estilo único.

Si estás pensando en reformar el suelo del cuarto de baño, o quieres diseñarlo desde el principio, las baldosas hidráulicas son una propuesta acertada. Puedes utilizarla para resaltar pequeños espacios, la zona del lavabo, el espacio donde está colocada la ducha o una pared.

Este tipo de baldosas hisráulicas de aire antiguo son resistentes al paso del tiempo, por lo que conservaremos toda su belleza durante mucho tiempo. El método para mantenerlas limpias no requiere de complejos tratamientos. Solo es necesario tener en cuenta que el exceso de humedad puede afectar al aspecto de la baldosa. Por ultimo nos quedaría por aplicar una capa de tapa poros, aqui recomendaríamos nuestro producto «Torrasealer» con este tratamiento le quedarán  protegidas las baldosas hidráulicas .

Combina colores y formas geométricas de diversos estilos para crear un espacio retro. Conseguirás un baño lleno de color, que se convertirá en una de las estancias más acogedoras de la casa.