El problema de hablar de un arquitecto modernista es que puede parecer que excluimos a otros, y nada más lejos de la realidad. En este artículo queremos hablar de Antoni Gaudí, probablemente el arquitecto más internacional de este estilo.

Antoni Gaudí y su concepción de la arquitectura

Antoni Gaudí nació en 1852. Si bien en sus inicios bebió de influencias neogóticas y orientalistas, uno de los motivos recurrentes de su obra fue el naturalismo, o el intento de integrar paisaje con la construcción. No hay que olvidar que la segunda mitad del siglo XIX es la de la urbanización masiva en las grandes ciudades. También destacó por su apuesta por las fachadas recargadas, sobre todo en la parte final de su vida. Por otra parte, en la obra gaudiniana hay un afán de espiritualidad. Finalmente, no hay que olvidar que introdujo novedades como el trencadís, utilizando descartes de cerámica para los ornamentos.

La obra de Gaudí evolucionó a lo largo de los años. Si bien al principio los motivos orientales o neogóticos tenían más peso, al final de su vida el naturalismo se impuso. No hay que olvidar, además, que era una persona de profundas convicciones religiosas, lo que trasluce en varias de sus obras. En cualquier caso, si por algo lo conocemos, es por ser el mejor exponente del Modernismo catalán.

Si bien los años posteriores a su deceso (1926) se consideró que era un arquitecto demasiado barroco, su figura se empezó a reivindicar en la década de 1960. Hoy, es uno de los símbolos de la arquitectura catalana, tanto civil como religiosa. Algunas instituciones públicas, como el Ajuntament de Barcelona, se inspiran en sus diseños para el mobiliario urbano.

Obras más importantes en las que intervino

Si por algo destacó Antoni Gaudí fue por ser un arquitecto prolífico que tuvo prestigio en vida. Esto supuso que, sobre todo, a partir de 1900, se encargase de varias construcciones encargadas por la burguesía barcelonesa. Hemos tenido la suerte de poder reconocer su estilo modernista en diversos edificios. Siete de sus obras están consideradas Patrimonio de la Humanidad.

En cualquier caso, su obra magna, y por la que es más conocido, fue la Sagrada Familia. Esta basílica católica fue concebida como un templo expiatorio en la zona derecha del Eixample. Su monumentalidad y estilo osado que rompía moldes la han convertido en el edificio más visitado de Barcelona. Iniciado en 1882, sigue en construcción, respetando el espíritu del genio.

Gaudí diseñó varios edificios particulares. Su primera obra importante, que data de 1883, es la Casa Vicens. Es de un estilo marcadamente orientalista que marca las primeras inquietudes del arquitecto. En él se quisieron fundir influencias persas, mudéjares, indias y japonesas.

El Conde Güell también encargó a Gaudí varios trabajos y la colaboración prolongada que tuvieron permite seguir la evolución del arquitecto. Por ejemplo, el Palacio Güell, en Ciutat Vella, es orientalista. En cambio, el Park Güell, que al principio era un proyecto de urbanización, representa la etapa naturalista de Gaudí; el dragón es uno de los símbolos de la arquitectura del genio.

Finalmente, no podemos dejar de hablar de la Pedrera (Casa Milà), que se empezó a construir en 1906. También es uno de los edificios más visitados de Barcelona. Aunque su construcción fue polémica, el tiempo ha dado la razón a Gaudí.

Finalmente, un elemento importante es su aportación a la arquitectura civil, refiriéndonos a los espacios públicos. Sus diseños inspiraron la instalación de determinadas farolas en Barcelona y baldosas modernistas. Por eso, hoy Antoni Gaudí es sinónimo de buen hacer. Hemos tenido el honor trabajar en varias de estas obras en la restauración de sus suelos y mosaicos.

Ver obras en las que hemos trabajado

Baldosas hidráulicas Gaudí

En Mosaics Torra hemos comercializamos la baldosa hidráulica que se inspira en los diseños de Antoni Gaudí. La baldosa Gaudí hexagonal se utiliza para el pavimento de la ciudad condal, en homenaje al genio. Nosotros contamos con la copia original del diseño y la comercializamos. También nos encargamos de restaurar la composición allí donde se haya dañado. Nuestro personal cualificado puede encargarse de esta operación con garantías.

Contamos con clientes prestigiosos, destacando el Ajuntament de Barcelona, que cuenta con nosotros para la instalación de baldosas hidráulicas. Si necesitas este tipo de baldosas, te podemos vender el modelo Gaudí y otras posibilidades que tenemos en catálogo. Contacta con nosotros y te informaremos con más detalle de todas las opciones.

Algunos de nuestros modelos de baldosas al más puro estilo Gaudí

Rajoles Mosaics Torra42 Torra Baldosas hidráulicas Rajoles Mosaics Torra43 Torra Baldosas hidráulicas Rajoles Mosaics Torra44 Torra Baldosas hidráulicas Rajoles Mosaics Torra45 Torra Baldosas hidráulicas