La baldosa hidráulica es uno de los revestimientos más versátiles que podemos encontrar en el mercado. Multitud de diseños y de colores consiguen transformar cualquier ambiente en una estancia completamente diferente. Y todo gracias a los diferentes tipos de baldosa hidráulica entre los que podemos elegir.

Baldosa hidráulica clásica

La baldosa hidráulica de diseño clásico es aquella que sigue más fielmente el aspecto de las baldosas hidráulicas que causaron furor en su época de mayor auge, entre los años 60 y 70. Una de las formas de disfrutar de la belleza de este tipo de baldosa hidráulica es mediante la recuperación de mosaico hidráulico presente en viviendas antiguas. Mosaicos que pueden tratarse debidamente para lucir un aspecto renovado sin perder su esencia.

Baldosa hidráulica con diseño geométricos

La baldosa hidráulica con diseños geómetricos es una de las más demandadas en la actualidad gracias al efecto que consigue transmitir. Muy apreciada en decoración de tipo nórdico o nouveau, son muy apreciadas para darle un toque original a cualquier estancia.

Baldosa hidráulica con diseño floral

Los diseños florales son muy cercanos a los diseños clásicos, pero con un aspecto más renovado.Estas baldosas hidráulicas aportan un toque muy estiloso y un tanto retro, ideal para estancias pequeñas, ya que resultan muy llamativos e incluso dan la sensación de amplitud.

Baldosa hidráulica de diseño mudéjar

La baldosa hidráulica de diseño mudéjar son muy apreciadas para crear ambientes un tanto exóticos, que en ocasiones recuerdan a las estancias suntuosas de estilo marroquí. Todo un acierto para los amantes de decoraciones recargadas y diferentes.