El mosaico hidráulico se ha convertido, con el paso del tiempo, en un accesorio que entre otras muchas ventajas, cuenta con la característica de adaptarse a prácticamente la totalidad de formas decorativas existentes. Sea cual sea tu estilo, el mosaico hidráulico combinará a la perfección.

Mosaicos hidráulicos al Estilo nórdico

El estilo nórdico se caracteriza por la calidez de los materiales que se utilizan en decoración. Las maderas junto con los colores claros y las formas geométricas simples, combinan a la perfección con el mosaico hidráulico, el cual puede combinarse sobre pavimentos con parquet, creando un ambiente muy acogedor.

Estilo minimalista

El estilo minimalista es ideal para aquellos que buscan un estilo decorativo simple a la vez que moderno. En este sentido el mosaico hidráulico consigue romper la monotonía sin perder la esencia que define a este tipo de decoración, aportando un toque de color y originalidad

Estilo vintage

Si hay un estilo que combina con el mosaico hidráulico, éste es el estilo vintage. La decoración más retro, acompaña a la baldosa hidráulica consiguiendo crear un efecto asombroso que nos recordará a los años 60, una de las décadas en las que el mosaico hidráulico alcanzó gran fama, convirtiéndose en uno de los accesorios decorativos imprescindibles.

Estilo oriental

Las baldosas hidráulicas forman parte del más tradicional estilo oriental, usado tanto para decorar pavimentos como para paredes e incluso vistosas cenefas. La combinación de colores y el entramado de formas geométricas de este apreciado estilo decorativo hacen que la baldosa hidráulica destaque en todo su esplendor.